Civilizaciones Antiguas

Mu, el continente perdido

MU-continente-perdido

Trece mil años antes de la era cristiana, un continente gigante se habría hundido en las profundidades del Océano Pacífico. Eran las tierras de Mu, quizás también de Lemura y parte de la Atlántida.

Muchos de sus habitantes perecieron en la tragedia, pero un porcentaje pequeño, se dispersaron por Birmania, la India, México, Mesopotamia y Egipto, sentando las bases post diluvianas de las civilizaciones que hoy llamamos precursoras de la humanidad.

Por mucho tiempo Mu fue considerado una leyenda, un cuento de ficción, pero sus recuerdos se conservan en numerosos documentos y sus vestigios comienzan a ser redescubierto por los arqueólogos.

Investigando a Mu

Antes que el coronel Churchward recibiera de un alto sacerdote Naacal, las revelaciones sobre Mu, otros investigadores como Augustus Le Plongeon (1825-1908) y Charles Etienne Brasseur, conocido como Brasseur de Bourbourg (1814-1874) ya habían hablado de Mu. (Ver articulo: Civilizaciones Antiguas)

Nuevos descubrimientos permitieron completar o reafirmar los datos brindados por Churchward. Es así que en el año 1921 William Niven descubre unas tablillas de adesita, llamadas las tabletas Niven.

Estas tablillas según Churchward, no solo recordaban a las tablillas Naacal, sino que, su contenido brindaba nueva información acerca de la historia y desaparición de Mu.

Las afirmaciones de Churchward, no fueron bien recibidas por la comunidad científica. De hecho, las llamadas tablillas de Niven han estado rodeadas de controversia desde su descubrimiento.

Aproximadamente 38 años después del descubrimiento de las tablillas de Niven; en el año 1959, se descubrieron unos rollos de papiro, que se estiman poseen una antigüedad de casi 20 mil años, en el mismo lugar donde Niven habría realizado sus excavaciones años atrás.

La traducción de estos rollos fue completada varios años después, recién en el año 1964. El descubrimiento de su contenido fue excepcional y llevado a cabo por el profesor R. Hurdlop. Algunas personas comparan su contenido, a nivel de importancia, con los manuscritos del Mar Muerto. Su contenido permitió dar una nueva perspectiva a los orígenes del antiguo México y sus relaciones con las Tierras del Oeste.

civilizacion-mu-el-continente-perdido-del-pacifico

Los datos de Mu

Con las nuevas investigaciones se pudo llegar a nuevas conclusiones sobre Mu. Este continente tenia aproximadamente 5.000 kilómetros de extensión, de norte a sur, desde las Islas Hawái, hasta una línea que une las Islas de Pascua con las de Fidji. De este a oeste tenía 8.000 kilómetros.

Mu era una interminable llanura de tierra tropical y vegetación exuberante. Ciudades importantes agrupaban a una población que se estima en 60 millones de habitantes al momento de su desaparición. Mu era el centro y apogeo de la civilización mundial antediluviana.

Ciudades, caminos, templos, desaparecieron ante la llegada de las violentas aguas y en poco tiempo todo quedo bajo el agua.

Una enorme crecida del mar, dejó a Mu bajo el mar, dejando a la vista una serie de archipiélagos en el centro del océano pacifico (Hawái, Ponape, Fidji, Tahití, Isla de Pascua).

Con el correr de los años el recuerdo de Mu, se fue desvaneciendo, se perdió y solamente algunas poblaciones descendientes de Mu o que conocieron su civilización, pudieron trasmitir su legado, como fueron los Naacal.

mapa-continente-MU
Supuesto mapa del continente MU

Las ruinas de MU

Numerosas ruinas a lo largo de las islas del Pacifico, dan fe de la existencia de Mu. Una de las más conocidas y mencionadas son las estatuas de la Isla de Pascua, son sin duda los vestigios más conocidos, enigmáticos y espectaculares de los restos del continente perdido. Los moais no son las únicas construcciones colosales que aún se dejan ver de Mu; un gran templo, con imponentes terrazas de piedras se levanta de manera implacable en la Isla.

Numerosas tablillas descifradas revelan que cuando la Isla de Pascua fue creada y conocida por nuestros antepasados, su tierra era atravesada por bellos caminos pavimentados con piedras planas. Estas piedras estaban unidas y colocadas con tanta perfección que no veían sus bordes. Por otra parte, las tablillas relatan que esta isla hace mucho tiempo formaba parte de un vasto continente atravesado por rutas maravillosamente pavimentadas.

En el archipiélago de Cook, se encuentran, en las islas Rarotonga y Mangaia vestigios de caminos en zonas donde no existen canteras, lo que demuestra que los materiales utilizados provenían de lejos.

Otro vestigio asombros es el pórtico de piedra hallado en un simple atolón de coral (archipiélago de Tonga, formado por 176 islas), donde por supuesto no existe ningún tipo de piedra y donde encontramos un megalito llamado Ha’amonga,  formado por tres monolitos que pesan respectivamente 70 toneladas los dos primeros y 25 el que está colocado encima. Estas piedras solamente podrían provenir de un lugar que se encuentra a más de 200 millas.

Magalito-Isla-Tonga

Las ruinas de Ponapé constituyen el conjunto más notable por sus dimensiones, parece ser una de las siete capitales mencionadas en los textos alusivos de Mu.

Frente a sus costas se asientas las ruinas de la enigmática ciudad acuática de Nan Madol, construida, nadie sabe cuándo, ni por quien, en enormes bloques de basalto, sobre 91 islotes artificiales.

De acuerdo con las tradiciones de los nativos del lugar, Nan Madol es una ciudad prohibida, que según cuenta la tradición, acecha con la muerte a aquellos osados que quieran permanecer en ella luego de la caída del Sol.

Muchos investigadores afirman que, en la costa oriental de Pohnpei, se halla una amplia área de misteriosas construcciones, que yacen debajo de la jungla, formada por un sistema de canales, muros ciclópeos, ruinas de fortificaciones, ruinas de palacios…

Las ruinas de Kunsai son de dimensiones comparables, y las tradiciones indígenas evocan con claridad el pasado del pueblo muy poderoso que vivía allí en un pasado remoto.

Las ruinas ciclópeas de la Isla de Lele no son menos impresionantes. Numerosas pirámides de piedra, cuya utilidad continúan siendo un misterio, han sido descubiertas en las Islas Gilbert y Marshall. En las Marianas, Guam y sobre todo Tinian, han sido halladas altísimas columnas de piedra.

Tinian-la-casa-de-taga
Tinian – La casa de Taga

Otras tantas ruinas son visibles en el archipiélago de Hawai y en el de las Marquesas. Además diversas tradiciones orales demuestran que el recuerdo del continente perdido persiste también entre los maoríes de Nueva Zelanda.

Todas estas pruebas, llevaron a Churchward y a varios estudiosos, a pensar que existió una civilización en Oceanía.

Muchos años después de Churchward, en el año 1985, se realizó un descubrimiento muy importante para aquellos que defienden la teoría que Mu se encuentra bajo las aguas del pacifico. En la Isla de Yonaguni, se encuentra una ciudad sumergida, denominada la ciudad sumergida de Yonaguni, en Japón también se conocen como Monumento Yonaguni.

Ciudad sumergida Yonaguni Japón
Ciudad sumergida Yonaguni -Japón

Este descubrimiento siempre ha estado rodeado de polémica. Para alguno las ruinas poseen una antigüedad de más de 10 mil años, para otros geólogos este yacimiento tendría un origen natural.

Pero en el año 1998, un terremoto submarino, destruyo parte de la isla y del monumento de Yonaguni. Al realizar filmaciones posteriores, con tecnología más acorde a nuestros días, se descubrieron nuevas estructuras no vistas hasta entonces. Algunas estructuras llamativamente tenían forma de Zigurats, muy similares a las construcciones Mesopotámicas de la época de Sumeria. En total las ruinas cubren un área de 300 por 150 metros. Además los investigadores han podido observar ruinas de un castillo, varios templos, un gran estadio y enormes muros que rodearían la estructura principal, que es una pirámide monolítica que se alza hasta 25 metros de altura.

Resto de escalinata – Ciudad sumergida Yonaguni – Japón

¿Pero entonces que paso con Mu?

Algunos estudiosos proponen la teoría de que un cuerpo celeste se estrelló contra la Tierra en el Océano Pacifico hace aproximadamente 12 mil años, lo que hubiera provocado un descalabro geológico, que incluso podría haber desplazado el eje del planeta.

Muchas fuentes antiguas, sobre todo egipcias y precolombinas, mencionan un cataclismo de esta índole, es por ello que podemos imaginar realmente una catástrofe gigante que llevo a la desaparición no solo de Mu, sino de muchas otras civilizaciones.

El cinturón de fuego que rodea al pacifico, sería entonces la cicatriz que marca los límites de esta formidable colisión producida hace 12 mil años.

cinturon_de_fuego_pacifico
El Cinturón de Fuego del Pacífico concentra un 75% de los volcanes activos del mundo.

Reflexión Final

Yo creo fehacientemente en la existencia de continentes perdidos bajo el mar. No me parece algo tan extraño, de hecho, en la actualidad existen modelos computacionales realizados para evaluar los posibles efectos del crecimiento de los océanos por el calentamiento global, que indican que desaparecerían de la faz de la tierra ciudades completas bajo las aguas.

De hecho, casi es un hecho aceptado el Diluvio Universal, aunque según con los ojos que se mire, se atribuye a diferentes causas.

Mi humilde opinión, ósea la opinión de un desconocido, es que el Diluvio Universal acabo con toda una forma de vida en la faz de la Tierra. Y el diluvio universal, aunque te suene risueño, fue debido a un cataclismo nuclear, que provoco un efecto invernadero gigante, derretimiento de hielos polares, maremotos y sinfín de terremotos.

No creo para nada que la civilización de Mu, haya sido este estilo de civilización en donde reinaba la armonía, todos eran felices y abundaba la equidad. No tengo elemento alguno para definirlo. Pero si me baso en que el desastre fue nuclear, me inclinaría más por una civilización bélica. Bueno nada que no conozcamos en la actualidad. Quizás la vida humana en la tierra este dada por ciclos evolutivos. Cada ciclo termina, con la exterminación y  comienza con “el volver a empezar”.

O Quizás en las aguas del océano pacifico no exista nada que rememore a alguna civilización perdida y este articulo sea un cumulo de palabras sin sentido.

Todo depende del punto de vista del lector, pero no te confundas, y permítete ver un poco más allá.

¿Uno más once es igual a diez?

I + XI = X

¿Crees que mi afirmación puede ser verdadera?

Pues solamente te invito si estás leyendo este articulo desde tu celular, a girarlo y veras que

X = IX + I

Solamente, muchas veces basta con cambiar la forma de ver las cosas, para entender la verdad de otro.

Acerca del Autor

inexplicado

inexplicado

Lo inexplicado. Tu revista digital. Tratamos de encontrar alguna explicación a sucesos inexplicados. Todo sobre ocultismo, ovnis, civilizaciones antiguas, parapsicología, enigmas y muchos temas inexplicados

5 Comentarios

Comentar!

  • Yo sí creo posible lo que aquí explican. Tengo 65 años y desde los 15 años leí a Erick Von Daniken y me fascinaron sus teorías. También pienso que la Biblia cuenta verdades, solo hay que leerla con la mentalidad actual, leyendo Ezequiel podemos ver el aterrizaje de una nave espacial al inicio de su relato a esa nave que el llama Dios, y podemos pensar que fuimos sembrados en la Tierra por seres de avanzada inteligencia de otro planeta, que a Eva Dios la clonó de una costilla de Adán, que el Diluvio universal si existió, que los profetas Elías y Matusalén viajaron en “carros de fuego” y que Matusalén vivió 900 años porque al viajar en el espacio el tiempo no transcurre igual que en la tierra, etc etc. ¿ Porqué los Dioses tienen que venir del cielo en carros de fuego ?……

Subscribete a lo Inexplicado

y no te pierdas nuestras ultimas novedades y lanzamientos especiales!

Hazlo ahora y baja GRATIS los primeros 8 Episodios de Experiencias Místicas...