Civilizaciones Antiguas

Nefilim, los Gigantes habitaron la Tierra

Nefilim-Gigantes

Antiguos mitos, leyendas y tradiciones aseguran que la Tierra estuvo poblada por gigantes.
Los Mayas y los Incas creían que en la Tierra existía una raza de gigantes antes del diluvio universal. Para algunos eran dioses, otros grabaron sus imágenes en grandes piedras y otros han escrito historias sobre ellos. Griegos y Romanos narraban historias de sangre cayendo del cielo sobre Gea, diosa de la Tierra, quien pario a los titanes, una raza de gigantes.

Un pasado poblado por Gigantes

La superficie de nuestro planeta está llena de construcciones enormes con miles de años de antigüedad. Estas estructuras megalíticas están en los desiertos, en las llanuras, bajo la inmensidad de los océanos, en las montañas.  Debió ser un mundo poblado por gigantes que construían sus edificios con grandes bloques de piedra de doscientas o quinientas toneladas.

En el libro de los números se dice que moisés tras vagar por el desierto con su pueblo envió a sus hombres a buscar un lugar de asentamiento.  Estos llegaron a Hebrón, al volver le dijeron:

“Moisés, allí vimos ciertos monstruos hijos de raza de gigantes que en comparación nosotros parecíamos como langostas”.

Las tribus siguieron hacia el nordeste en dirección a lo que hoy conocemos como Petra en Jordania y allí también según la biblia había gigantes; fueran donde fueran hallaban huellas de gigantes.

Según las escrituras en el pasado hubo gigantes en la tierra, eran hombres poderosos y muy hábiles, quizás los primeros hombres, los primeros humanos eran gigantes.  O quizás los gigantes vinieron desde afuera de la tierra.

El mismo origen: Sumeria, Nefilim y Anunnakis

Un pueblo mucho más antiguo que los israelitas pensaba lo mismo, ellos escribían que los gigantes eran seres celestiales no terrestres que venían de otro planeta

Hace pocos años aquí se luchó la guerra del golfo, hoy se llama Irak, pero hace varios miles de años surgieron aquí varias grandes civilizaciones.  Una de ellas babilonia que fue legendaria por su riqueza y por su esplendor. Pero antes de babilonia, tanto como seis mil años antes surgió otra civilización notable, una civilización enormemente avanzada, la Sumeria.

Mitos, verdades, falsedades, ciento de veces se ha dicho que la civilización sumeria proviene de unos seres que llegaron de los cielos a la tierra los llamados Anunnakis o Nephilim.

Los sumerios escribieron su historia en tablas de arcilla. Pocos han logrado descifrar este antiguo lenguaje, uno de ellos fue Zecharia Sitchin. Las tablillas describen a un pueblo que venía de un planeta llamado Nibiru y según muchas de las imágenes eran altos, un tercio más que el ser humano promedio, eran gigantes.

Cilindro Dios Sumerio

Este sello cilíndrico (fotografía) de un museo de Berlín es sorprendente por varias razones, en primer lugar muestra nuestro sistema solar con el Sol en el centro y los planetas a su alrededor un hecho que se descubrió en Europa hace sólo 300 años, también está el planeta Plutón que no se descubrió hasta 1930 además aparece otro planeta que los sumerios llamaban Nibiru y del que venían según ellos los Anunnakis o gigantes celestiales.

Si miramos las tres figuras que aparecen aquí parecen del mismo tamaño, pero teniendo en cuenta que este es un dios y que está sentado si se observa desde la rodilla a la cadera se descubre que mide más de tres metros, es un gigante de los que llegaron del cielo a la tierra.

Según se desprende del llamado “Libro perdió de Enki”, los dioses sumerios o nefilim, mantuvieron relaciones sexuales con las mujeres humanas, dando origen a una raza hibrida, mitad dioses, mitad humanos. Hecho que se relata en las escrituras bíblicas posteriores de diferentes maneras.

Los Nefilim en los textos Bíblicos

Los nefilim o nephilim son, en la Biblia y en otros escritos religiosos judíos y cristianos tempranos, un pueblo de gigantes. Se han mencionado infinitas veces en varios libros canónicos como apócrifos. El significado etimológico de la palabra hebrea nefilim es el de caídos o derribados, aunque se ha traducido también como gigantes o titanes.

Según la Biblia, los nefilim aparecen como el deseo contranatural de algunos ángeles injustos o malvados, de tener relaciones sexuales con las mujeres de la tierra. Se presupone que el término mencionado en el Génesis de hijos de Dios se refería a los ángeles caídos o demonios, quienes se unieron con mujeres humanas. De esas uniones resultó una raza de gigantes, los nefilim, quienes fueron los héroes de la antigüedad, hombres famosos (Génesis 6:4).

Libro de Enoc: Este libro está en el canon de la Iglesia Ortodoxa Etíope y la Iglesia Copta, pero no es canónico en la Iglesia Católica ni en las Biblias cristianas. Este libro indica que el motivo del Diluvio fue el de aniquilar a los nefilim (Enoc 10:1-9), quienes no habían sido creados según los planes de Dios (Enoc 10:15-16) ni tenían capacidad espiritual y, por lo tanto, tampoco resurrección.

Baruc: En este texto canónico de la Biblia se dice que “allí nacieron los famosos gigantes de antaño, de gran estatura y diestros en la guerra. Pero no los eligió Dios ni les enseñó el camino de la ciencia, y perecieron por no tener prudencia; por su locura perecieron” (Baruc 3:26-28).

Sabiduría: Este libro deuterocanónico de la Biblia dice que “ya en los comienzos, cuando los soberbios gigantes perecían, la esperanza del mundo se refugió en una balsa que, pilotada por tu mano, legó al mundo una semilla de vida” (Sabiduría 14:6).

Eclesiástico: También este libro menciona a los nefilim diciendo que “no perdonó a los antiguos gigantes, que se rebelaron seguros de su fuerza” (Eclesiástico 16:7).

Los diferentes pueblos nefilim

De acuerdo a la tradición rabínica, los anakim o anaquitas, los refaim o refaítas y los emim o emitas, eran todos de la misma raza nefilim y todos los nombres citados se traducen por gigantes.

Refaítas: Eran una antigua tribu cananea que vivía en las colinas de Judá y en la llanura filistea (Hebrón, Debir, Anab, Gaza, Gath y Ashdod). Habitantes originarios de Canaán, ocupaban el Líbano y el área del Monter Hermón. Al norte de la costa de Siria y de Transjordania. Construyeron una cadena de ciudades fortificadas. Vivían en la región que posteriormente ocuparon los moabitas y los amonitas. A los primeros les llamaron emitas y a los segundos zomzomeos. En la parte occidental de Palestina se aliaron y se entrecruzaron con los caftorím, que habían llegado desde Creta, y se establecieron en las áreas costeras siendo conocidos posteriormente como filisteos y fenicios. El filisteo Goliat, quien murió por una piedra lanzada por David con su honda, fue refaíta.

Anaquitas: El nombre de anak o anac significa gigante y se explica en el Midrash judío indicando que llevaban cadenas en el cuello. Anac, su líder, era hijo de Arba, un refaíta, y sus hijos fueron Sesai, Aiman y Talmai; todos ellos cabezas de los clanes arameos. Estos nombres parecen ser arameos, pero su significado no es claro.

Emitas: Cuando Yahvé dio la tierra de Moab a los hijos de Lot, se dice que esa tierra había sido habitada por los emitas, “pueblo grande, numeroso y corpulento como los anaquitas” (Deuteronomio 2:10).

Las Pruebas de la Existencia de Gigantes

Un esqueleto con siete metros de altura

El esqueleto de una hembra humanoide de siete metros de altos fue encontrado próximo a la localidad de Changaiminas (cuyo nombre significa “cementerio de los dioses”), situada en la provincia de Loja, al sur del Ecuador y próximo a la frontera con Perú, su hallazgo se debe al cura párroco Carlos Miguel Vaca.

El cura entrego algunos de estos huesos a anatomistas y científicos, los cuales llegaron a la conclusión que dichos huesos pertenecías a un esqueleto humano de 7 metros de alto y tendría decenas de miles de años de antigüedad. Dichas afirmaciones provocaron gran conmoción.

Tras la muerte del sacerdote en 1999, su familia repartió varias de las piezas con el fin de que fueran estudiadas. Algunos de ellos fueron enviados al Instituto Smithsoniano donde parecen haber tenido un destino incierto. Otros se han sumado a colecciones privadas.
Foto: se muestra una reconstrucción del gigantesco esqueleto en Mistery Park, el parque temático diseñado en Suiza en torno a la obra de Daniken

El Gigante de Ecuador

Los gigantes pelirrojos

Muchas tribus nativas que aún existentes relatan fantásticas historias de cómo sus ancestros encarnizaron feroces luchas con antepasados que median aproximadamente 3.5 metros de altura.

Lamentablemente nuestra cultura y la ciencia pasa por alto los relatos de nuestros antepasados. Pero las pruebas surgen por si sola.

La cueva de Lovelock

La cueva de Lovelock fue el escenario de un importante descubrimiento. Está situada a unos 20 kilómetros al sur de la moderna ciudad de Lovelock, Nevada, . Anteriormente era conocida como Cueva de la Herradura debido a su forma interior de U. La misma posee aproximadamente 12 metros de profundidad y 18 metros de ancho, por lo que fácilmente podría albergar a varias personas, sean de estatura normal o gigantes. Es una cueva muy antigua de más de 15000 años de antigüedad.

Miles de años después, la cueva fue re-descubierta y se encontró que estaba llena con guano de murciélago de casi 2 metros de profundidad. El guano de murciélago en descomposición se convierte en salitre, el principal ingrediente de la pólvora, y era muy valioso.

Por lo tanto, en 1911, fue creada específicamente una empresa para la explotación del guano. Al progresar la operación minera, se fueron encontrando esqueletos y fósiles.

El guano se extrajo casi 13 años antes de que los arqueólogos fueran notificados acerca de los hallazgos. Desafortunadamente, para entonces muchos de los artefactos habían sido accidentalmente destruidos o simplemente desechados.

Sin embargo, lo que los investigadores científicos pudieron recuperar fue asombroso: más de 10.000 artefactos fueron desenterrados, incluyendo los restos momificados de dos gigantes de pelo rojo – una hembra de 6,5 metros de alto, un hombre de más de 2.4 metros de altura.

Muchos de los artefactos (pero no los gigantes) pueden verse en el pequeño museo de historia natural localizado en Winnemucca, Nevada.

La confirmación de la leyenda

A medida que los arqueólogos avanzaban en sus excavaciones, el mito de los indios Paiutes, dejo de ser leyenda para convertirse en una verdad.

La noticia fue publicada en el New York Time:

El descubrimiento de varios esqueletos humanos mientras se escavaba una colina en el Lago Delevan indica que una raza de hombres hasta ahora desconocida una vez habito en el sur de Wisconsin. [ … ]. Las cabezas, presumiblemente de estos hombres, son mucho más grandes que las cabezas de cualquier raza que habita América hoy en día.
El cráneo parece estirarse hacia atrás inmediatamente encima de las cuencas de los ojos y los huesos de la nariz sobresale muy por encima de los pómulos. Las mandíbulas parecen ser largo y puntiagudos [ … ].” [enlace]
Articulo-New-York-Time-1912

Pero eso no iba a ser el capítulo final de los gigantes de pelo rojo en Nevada.
En febrero y junio de 1931, dos esqueletos de gran tamaño fueron encontrados en el lecho del lago seco de Humboldt, cerca de Lovelock, Nevada.
Uno de los esqueletos media 8,5 metros de altura y fue más tarde descrito como habiendo sido envuelto en una tela cubierta de goma, similar a las momias egipcias.

New York Time y los gigantes

Publicación del New York Times del 8 de setiembre de 1871 informando de enormes restos encontrados. Crédito: New York Times.

Los trabajadores que participan en los trabajos de la vía férrea, se encontraron con una tumba que contenía los esqueletos de los que se cree fueron los nativos americanos de una época pasada y una raza humana perdida y olvidada. Los cuerpos exhumados eran de formación extraña y notable. [ … ] . El fémur es mucho más largo que el de los individuos humanos normales, la estatura del cuerpo que es, probablemente, tan grande como 2.5 metros y 3 metros”. [enlace]

Articulo-New-York-Time-1871

Publicación del New York Times del 25 de mayo de 1882 informando de huesos gigantes encontrados. Crédito: New York Times.

Un esqueleto de dimensiones heroicas y forma singular fue descubierto durante la excavación de una colina en el valle del río Rojo. […. ]. El cráneo en cuestión era el único perfecto, y cerca de él se encontraron algunos huesos del cuerpo anormalmente grandes. el hombre que lo llevó era, evidentemente, un gigante.” [enlace]

Articulo-New-York-Time-1882

Publicación del New York Times del 20 de diciembre de 1897 informando del esqueleto encontrado de un hombre de 9 pies. Crédito: New York Times

El 20 de diciembre de 1897, el New York Times da a conocer el primer descubrimiento de  gigantes que tuvieron lugar en Wisconsin, cerca de Maple Creek. Se descubrieron tres colinas utilizadas como funeral, una de las cuales estaba abierta, dejando ver su contenido: el esqueleto de un hombre gigante. La estatura del ser era aproximadamente de tres metros, y se encontraba en buen estado de conservación.

El 11 de febrero 1902 se muestra la noticia de una expedición arqueológica en un sitio en Nuevo México, donde se encontraron algunos esqueletos humanos gigantes. [enlace]

Articulo-New-York-Time-1887

Algunos otros diarios también difundieron noticias de esqueletos gigantes encontrados, por ejemplo: The Sun en el año 1893, New Age Magazine en 1913, Popular Science en 1932, el San Antonio Express 1940, y muchos otros más (sin incluir los archivos aún no descubiertos)

Otras-noticias-de-gigantes

Una huella gigante

Michael Tellinger muestró lo que podría ser una de las mejores evidencias de la existencia de gigantes en la  Tierra. Los geólogos se maravillaron con esta huella gigante de granito en bruto de 1,20 metros de largo. Se encuentra ubicadoa en el sur de África, cerca de la ciudad de Mpaluzi, cerca de la frontera con Suazilandia. Se estima entre 200 millones y 3 mil millones de años a causa de nuestra comprensión actual de la formación de granitos en la historia de la Tierra.

Huella-de-Gigante-grabada-en-piedra

El gigante de china

JINAN, China, 3 jul de 2017 (Xinhua) — Un grupo de arqueólogos chinos descubrió que algunas personas que vivieron en el este de China hace 5.000 años eran inusualmente altos y fuertes.

Las medidas de los huesos en tumbas halladas en la provincia de Shandong muestran que la estatura de por lo menos un hombre era de 2,10 metros y de algunos otros de 2,05 metros o más.

“Esto sólo se basa en la estructura del hueso. Si fuera una persona viva, su altura seguramente superaría los 2,15 metros”, comentó Fang Hui, jefe de la facultad de historia y cultura de la Universidad de Shandong.

Ocultamiento de Puebas por el Instituto Smithsoniano

Un fallo de la Corte Suprema de Estados Unidos, obligó al Instituto Smithsoniano a liberar los documentos clasificados de esa época.

En ellos, se evidencia de que la institución encubrió y destruyó a principios del siglo XX pruebas que demostraban la existencia de restos gigantes “humanos” en nuestro continente. Al parecer, su objetivo fue proteger la cronología convencional de la evolución humana en el momento.

Para quienes no estén al tanto, el Instituto Smithsoniano es un centro de educación e investigación que cuenta con 20 museos asociados. Está administrado y financiado principalmente por el Gobierno de los Estados Unidos

Gigante-de-casi- 2,70-metros-de-altura
(clic para ver en tamaño completo)

En el Duodécimo Informe Anual de la Oficina de Etnología del Smithsoniano, publicado en 1894, los investigadores Cyrus Thomas y Thomas Powell escribieron sobre descubrimientos de grandes restos óseos que podrían ser, o no, de humanos. El siguiente texto es parte de los escritos sobre un descubierto en el condado de Roane, en Tennessee:

“Debajo de una capa de conchas, la tierra era muy oscura, y parecía estar mezclada con tierra vegetal a la profundidad de medio metro. En la parte inferior, descansando sobre la superficie original de la tierra, había un gran esqueleto en posición horizontal en toda su longitud. Aunque muy suave, los huesos eran lo suficientemente distintos para permitir una medición cuidadosa. Se encontró que la longitud de la base del cráneo a los huesos de los dedos de los pies era de dos metros y medio. Es probable, por lo tanto, que este individuo cuando viviera llegara a casi 2,70 metros de altura.”

(clic para ver en tamaño completo)

Y el siguiente fue parte de otro descubrimiento, al parecer de huesos indios, en Dunlieth, Illinois:

“Cerca de la superficie original, a 10 o 12 metros del centro, en la parte inferior, se extiende en toda su longitud la espalda. Fue uno de los más grandes esqueletos descubiertos por los agentes de Smithsoniano. La longitud como lo demuestra la medida real está entre 2,50 y 2,70 metros. Era claramente detectable, pero se derrumbó en pedazos inmediatamente después de la extracción de la tierra dura en la que estaba enterrado…”.

Reflexión Final

Al parecer hay una gran necesidad de mantener la teoría de la evolución de Darwin. Quizás en el mundo actual a muchos poco les puede interesar la existencia de gigantes. Seguramente muchos podemos negar la existencia de estos restos arqueológicos reales y seguramente muchos otros nos apasionemos con el tema.

Lo que, si estoy seguro, es que la verdad es mucho más simple que la mentira y aunque cueste mantenerle ignorada tarde o temprano sale a la luz o emerge desde la oscuridad. Hasta que ese momento llegue los gigantes o nefilim seguirán siendo parte de lo inexplicado.

Acerca del Autor

inexplicado

inexplicado

Lo inexplicado. Tu revista digital. Tratamos de encontrar alguna explicación a sucesos inexplicados. Todo sobre ocultismo, ovnis, civilizaciones antiguas, parapsicología, enigmas y muchos temas inexplicados

4 Comentarios

Comentar!

20 Compartir
Compartir14
Pin5
Twittear
+11

Subscribete a lo Inexplicado

y no te pierdas nuestras ultimas novedades y lanzamientos especiales!

Hazlo ahora y baja GRATIS los primeros 8 Episodios de Experiencias Místicas...