¿Qué es Nibiru? En la búsqueda del Planeta X

|

Nibiru, Planeta X, Némesis, ¿es solo un producto de la ciencia ficción moderna?, o ¿es un producto de historias mitológicas de pueblos antiguos?

Tal vez ninguna de las dos opciones sea la correcta. Quizás exista un planeta más allá de Plutón, que todavía no hemos podido descubrir.

¿Qué es Nibiru?

Es el nombre que recibe un hipotético planeta propuesto por Zecharia Sitchin, basándose en la idea de que las civilizaciones antiguas habrían obtenido sus conocimientos y su desarrollo gracias a hipotéticos contactos con seres de otros planetas llamados Anuunakis.

¿Qué era Nibiru para los Sumerios?

Para los antiguos sumerios, Nibiru era realmente algo importante, tal es así que fue escogido como emblema del dios más importante de la época, llamado el protector de Babilonia, Marduk.

La etimología de la palabra Nibiru nos lleva directamente al concepto de “cruzar” o “punto de cruce”. Así pues, el astro en cuestión vendría a ser el que atraviesa o marca un punto de cruce, una intersección.

Los Sumerios también mencionaron un “decimosegundo” o “duodecimo” planeta, llamado “NIBIRU”, uno cuya órbita altamente elíptica lo trajo cerca de la tierra, hecho que ocurría aproximadamente cada 3,600 años.

Nibiru, Emuna Elish y el origen del mundo

Nuestra búsqueda de Nibiru, prosigue con un texto extraordinario de aproximadamente 4000 años de antigüedad, un texto babilónico conocido como Emuna Elish.

En él se menciona que en un tiempo muy atrás, Nibiru (Marduk), hasta ese tiempo un extraño en nuestro sistema solar, tuvo una lucha en el cielo, con Tiamat y Kingu. En ese tiempo, hace millones de años, los satélites de Nibiru (Marduk) chocaron con Tiamat (un planeta al menos dos veces la masa de la tierra), quebrándose en dos partes.

De acuerdo a la teoría de Zecharia Sitchin, las dos partes de Tiamat fueron forzadas hacia otra órbita alrededor del Sol. Una de ellas se quebró en partes pequeñas, y es ahora llamado el Cinturón de Asteroides (entre Marte y Júpiter). La otra parte fue forzada a esta nueva órbita entre Venus y Marte, convirtiéndose en nuestro planeta Tierra. Kingu paso a ser la Luna de este “Nuevo planeta”.

Nibiru fue forzado hacia una órbita elíptica alrededor del Sol, completando su recorrido cada 3600 años.

El duodécimo planeta

Los llamados Dioses del Cielo y la Tierra del antiguo Oriente Próximo, no solo tenían origen en los cielos, sino que también podían volver a su “casa” en las estrellas. Lo que lleva a algunos historiadores a pensar que la llamada Morada Celestial de los Dioses, estaba relativamente cerca.

Es por ello que los antiguos pobladores de Sumeria, han revelado en sus tablillas, que el planeta de los dioses, estaba dentro de nuestro propio sistema solar.

Como se puede ver en un sello cilíndrico, que se encuentra en el Museo de Oriente Próximo de la Antigüedad, en Berlín; una gran estrella emite rayos rodeada por once cuerpos celestes.

Estos a su vez, descansan sobre una cadena de veinticuatro globos más pequeños.

¿Es solo una casualidad que el número total de lunas de los planetas de nuestro sistema solar, sea exactamente de veinticuatro?

Los sumerios afirmaban que nuestro sistema solar, estaba compuesto por el Sol y once planetas (contando la luna), y sostenían que además de los planetas que conocemos en la actualidad, había un duodécimo miembro, al cual se ha llamado el Duodécimo planeta o Nibiru.

Cilindro Dios Sumerio
Cilindro Dioses Sumerios. Museo de Oriente Próximo de la Antigüedad, en Berlín

Némesis, la Estrella Oscura

Tampoco podemos dejar fuera de nuestro artículo la Hipótesis Némesis. Según esta conjetura nuestro Sol forma parte de un sistema Solar Binario. La otra estrella de este sistema, es una enana marrón de un tamaño apenas mayor que el de Júpiter.

El Sol y Némesis se separaron al poco tiempo de formarse, y la hermana menor terminó catapultada fuera del Sistema Solar, a una órbita aún ligada a nuestro Sol, pero mucho más lejana que la de Plutón.

Según los defensores de esta teoría, Némesis orbita a una distancia de entre uno y tres años luz del Sol y es tan pequeña y oscura que no hemos podido encontrarla mediante observación directa.

Nemesis

¿Dónde está Nibiru en el presente?

Cálculos más recientes hechos por el Observatorio Naval de los Estados Unidos, confirman la perturbación orbital exhibida por Urano y Neptuno. El astrónomo Dr. Thomas C Van Flandern, del Observatorio Naval, dice que solo puede explicar estas perturbaciones con un planeta que no se ha descubierto aún, con una masa 5 veces más grande que la de la Tierra y una órbita altamente elíptica.

En 1982, la NASA reconoció oficialmente la posibilidad de la existencia de un Planeta X (el décimo planeta), con el anuncio que “algún objeto misterioso está allá afuera – más allá que los planetas más lejanos”.

El 31 de diciembre de 1983, el diario “Washington Post”, publicó en su portada el descubrimiento con un gran titular que decía:

“Un cuerpo celeste posiblemente tan grande como el planeta gigante Júpiter y posiblemente tan cerca de la Tierra que sería parte de este sistema solar ha sido encontrado en la dirección de la constelación de Orión por un telescopio en órbita a bordo del satélite astronómico infrarrojo de los Estados Unidos (IRAS)”

Tan misterioso es el objeto que los astrónomos no saben si se trata de un planeta, un cometa gigante, una protoestrella cercana que nunca se calentó tanto como para convertirse en una estrella.

Reflexión final

Creemos conocer a la perfección nuestro Sistema Solar, entender el movimiento de los planetas, las leyes que lo regulan y hasta damos por hecho normalidades que en otras épocas no lo fueron.

Pero la realidad, los nuevos estudios y el avance de la ciencia junto con la tecnología nos indican que conocemos y entendemos una muy pequeña porción de los mundos que nos rodean. Todo lo demás que damos por hecho, es una construcción que nos han enseñado desde pequeños.

Las respuestas finales aun no las tenemos, pero cada día que pasa comprendemos un poco mejor nuestro sistema solar y los secretos que nos tiene guardados.

Haciendo una analogía con la vida real, creemos conocer a la perfección nuestra casa, pero aún no hemos explorado nuestro patio trasero.

Previous

La perturbación de Sagitario

2 comentarios en “¿Qué es Nibiru? En la búsqueda del Planeta X”

Deja un comentario

Total
1
Share