Nibiru, lo que debes saber

Creemos conocer a la perfección nuestro Sistema Solar, entender el movimiento de los planetas, pero la realidad y los nuevos estudios que se han dado a conocer solo nos indican que conocemos y entendemos una muy pequeña porción de los mundos que nos rodean.

Imagina el año 1500, cuando Nicolas Copérnico, planteo por primera vez que el Sol y los demás astros, no giraban alrededor del planeta Tierra, como asumía la sociedad pensante del momento. Obviamente Copérnico fue objeto de burlas, y sus teorías criticadas y blasfemadas.

Copérnico está considerado como el precursor de la astronomía moderna, aportando las bases que permitieron luego culminar la revolución astronómica, al pasar de un universo geocéntrico a un cosmos heliocéntrico y cambiando irreversiblemente la mirada del cosmos que había prevalecido hasta entonces.

Con el correr de muchos años, la idea que la Tierra no era el centro del universo se convirtió muy lentamente en algo aceptado. Poco después también descubrimos que el Sol tampoco lo era.

Dejamos de pensar en el Sol como algo único, divino y para los siglos XVIII y XIX comenzamos a plantearnos que nuestro Sol era una estrella más en unos cuantos miles de millones de estrellas.

En la década de 1920, Edwin Hubble demostró que formaba parte de un complejo aún mucho mayor: la galaxia. Y que nuestra galaxia, solo es una en un sinfín de galaxias.

Hace aproximadamente 6000 años la cultura sumeria daba constancia de la existencia de lo que daban en llamar el undécimo planeta.
Los sumerios describieron todos los planetas del sistema solar, dando detalles de su ubicación e incluso mencionando sus características. Mencionaban a un planeta llamado Nibiru, que significa “lugar de cruce” o “planeta de cruce”, que hasta el momento no ha sido identificado de manera oficial por la NASA.

La literatura ha dado muchos nombres al planeta desconocido, Faetón aquel planeta que después de una terrible colisión dio origen a lo que hoy conocemos como nuestro planeta Tierra, el Planeta X o Planeta 0, que buscaban los astrónomos fervientemente hace poco más de un siglo. La estrella negra o Némesis, una estrella oculta cercana a nuestro Sol.

Ahora, cálculos más recientes hechos por el Observatorio Naval de los Estados Unidos, confirman la perturbación orbital exhibida por Urano y Neptuno. El astrónomo Dr. Thomas C Van Flandern, del Observatorio Naval, dice que solo puede explicar estas perturbaciones con un planeta que no se ha descubierto aún, con una masa 5 veces más grande que la de la Tierra y una órbita altamente elíptica.

En 1982, la NASA reconoció oficialmente la posibilidad de la existencia de un Planeta X (el décimo planeta), con el anuncio que "algún objeto misterioso está allá afuera - más allá que los planetas más lejanos"

Te invito a leer los siguientes 5 documentos, en donde trato de encontrar alguna respuesta al planeta perdido, o mejor dicho el planeta que aún no podemos observar.

Subscribete a lo Inexplicado

y no te pierdas nuestras ultimas novedades y lanzamientos especiales!

Hazlo ahora y disfruta de nuestros artículos y videos.