OVNIs

Ovnis en España

OVNIS EN ESPAÑA

España, como otros tantos lugares en el mundo, ha sido objeto (y lo es actualmente) de fenómenos inexplicables en el cielo.

Muchos de ellos, fueron observados por uno o dos individuos y otros tantos, por cientos e incluso miles de personas.

Algunos de ellos, fueron tan importante y públicos que fueron objetos de investigación del gobierno español.

El siguiente artículo Ovnis en España, es un muy pequeño resumen de la Colección Lo Inexplicado, que lleva el mismo título y puedes adquirir en Amazon, haciendo clic  en la imagen del libro.

Ovnis en España

Archivos desclasificados por el Gobierno de España

El Ministerio de Defensa de España ha descalificado, gran cantidad de los denominados “Expedientes Ovnis”.

Estos documentos abarcan casos ocurridos a lo largo de todo el espacio aéreo español. El abanico es muy amplio, uno de los primeros casos fue el observado en el año 1962, en Murcia, más precisamente en la localidad de San Javier, hasta el último de ellos, fechado en el año 1995 en Morón, Sevilla.

Algunos de ellos, ocurrieron en un solo lugar, otros han tenido que ver con aviones y desviaciones de rutas de vuelos y algunos pocos con encuentros cercanos en tercera fase.

Cinco casos que pondrán tu piel de gallina

Te propongo emprender un viaje a cinco casos de Ovnis que han sido ampliamente documentados por el Gobierno Español, la prensa local e investigado a fondo por la prensa especializada de la época.

Ovnis en las islas Canarias – Un extraño atardecer

Son aproximadamente las 18.30 horas del día 5 de marzo de 1979.

El fenómeno se inicia con lo que los testigos califican de un “extraño atardecer”, al parecer por donde se pone el sol unas nubes raras.

Conforme el sol se oculta, las extrañas nubes van intensificando sus colores, lo que atrae la atención de infinidad de testigos que no han visto nunca nada parecido.

Al oscurecerse el firmamento, aparecen en el horizonte, como saliendo del mar hacia la nube y recorriéndola unas líneas zigzagueantes con intensa luminosidad amarilla. A medida que pasa el tiempo los anillos que se han ido formando en la nube se ensanchan adquiriendo colosales dimensiones y la nube adquiere una luminosidad iridiscente y compacta.

A las 19.30 aproximadamente, la nube iridiscente adquiere su mayor fuerza; a partir de ese momento sus colores se van diluyendo lentamente hasta las 20.30 horas en la que han desaparecido casi totalmente.

A las 20.30 horas surge en el horizonte en la misma dirección que la primera línea, un disco plateado que va dejando tras de sí una trayectoria zigzagueante de color fuego rojizo. Llega a la parte inferior de la nube iridiscente, la sobrepasa, da un tirón y asciende casi verticalmente, 10° inferior a la vertical, luego hace un giro a la izquierda durante unos breves segundos, volando horizontalmente y asciende vertiginosamente hacia la vertical en trayectoria parabólica hacia las Islas.

En su ascenso va dejando una gigantesca estela luminosa en forma de cono o copa de vino, en cuyo vértice se encuentra siempre el disco plateado, es esta enorme estela la que ilumina las islas Canarias y hace que el fenómeno fuera visto incluso desde África (Safi, Sáhara).

Cuando el objeto alcanzó una altura considerable, adquiere una mayor potencia y velocidad y escapa de la estela que había formado, perdiéndose en la noche.

Puede leer la nota completa, haciendo clic en Ovnis en las Islas Canarias

Haciendo contacto – Los Ovnis de Gallarta

Sin duda alguna el caso Gallarta, fue un emblema del mundo OVNI de la época.

¿Fraude o manipulación de los servicios de inteligencia?

El caso Gallarta toma conocimiento público a raíz de un artículo publicado por J.J. Benítez en el periódico de Bilbao, “La Gaceta del Norte”. Allí el autor informa con lujo de detalle sobre dos personas que habían visto aterrizar y despegar ovnis, en la Florida, una zona minera de la ciudad de Gallarta.

*****

Los supuestos aterrizajes informados por los dos testigos tuvieron lugar cerca de la casa del declarante, en una escombrera situada a unos cuarenta metros de la propiedad, separa de esta por una colina de pinos.

El sitio se encuentra algo alejado del pueblo, aproximadamente doce kilómetros, entre dos grupos de casas que llevan por nombre La Florida y Campillo.

El paisaje del lugar es totalmente artificial, modificado por la fuerte explotación minera y desechos de escombros.

Con permiso para Aterrizar

Según información recogida por el Juez Informador, el primero de los casos reportados ocurrió a las 17 horas del domingo 13 de febrero de 1977.

Lo protagonizo un testigo, denominado de “primera categoría”.

Su nombre es José Luis Lozón, Ingeniero Naval, director de un importante astillero de la ría vizcaína.

El testigo, quedo asombrado con su forma y tamaño. Cree que el objeto pudiera alcanzar los veinticinco a treinta metros de diámetro, con una forma similar a la caperuza de un hongo.

A la pregunta que fue lo que más le llamo la atención en ese momento, el testigo no duda y responde:

“la velocidad inusual con la que ascendió el objeto. Se elevó en vertical, desapareciendo luego de mi vista en solamente unas décimas de segundo”.

“Al momento, se perdió en el cielo, dejando de bajo de si, una especie de hongo, un “hilo” blanco muy fino que desapareció en pocos segundos”, agregó.

Ante la pregunta de si conocía al vecino de La Florida, de Gallarte, que, en el reportaje del periódico de Bilbao, La Gaceta del Norte, había visto ovnis en cuatro ocasiones. Manifestó con total tranquilidad que era su suegro.

Podes leer la historia completa en: Lo Inexplicado – Ovnis en España

El Ovni de Gáldar – Esos humanoides de Rojo

Corría el día 22 de junio del año 1976, en las primeras horas de la noche, más específicamente a las 21:27 horas, la Corbeta de la Armada Española “Atrevida” navegaba paralela a la costa de Fuerteventura con rumbo SSO.

Parte de la tripulación observa una luz blanca saliendo del interior de la isla, que se movía lentamente en dirección al aeropuerto. La luz, una vez tomada cierta altura, quince a dieciocho grados, quedo fija e inmóvil. De manera paulatina fue aumentando su intensidad, tomando un color azulado, formando un halo de forma circular.

Tres minutos más tarde 21:30, fue observado un fenómeno muy similar por testigos de diversos puntos de la Isla de Gran Canaria.

En un taxi que circulaba hacia La Rosa dos testigos, el chofer y un doctor que iban de visita profesional, aseguran ver un objeto esférico de 30 metros de diámetro, suspendido muy cerca del suelo, con dos figuras de color rojizo en su interior.

Declaración del Dr. Francisco Julio Padrón León

“Su color era azul eléctrico, pero no deslumbraba, su radio de como unos treinta metros. En el primer tercio inferior de la esfera se veía una plataforma de color aluminio, como si fuera metálica y tres grandes consolas.

A cada lado de la central había dos figuras enormes de unos dos y medio a tres metros de altura, enteramente vestido de rojo. Me llamo la atención la morfología de dichas figuras. Su tórax era más largo que sus extremidades inferiores, que eran cortas. Las extremidades superiores eran proporcionales a su tórax, dando la impresión de que estuvieran sentados, aun cuando estaban de pie. El occipital de su cráneo era ligeramente alargado. Llevaba algún tipo de escafandra, pues no pude apreciar sus facciones. Sus manos parecían terminar en punta de flecha. Su uniforme era rígido, sin arrugas, de color rojo brillante.

Asombrado, le pregunte al taxista, si estaba viendo lo mismo que yo. A lo que me respondió que hacía rato que veía una gran bola, creyendo al principio que se trataba de un satélite, esos que se ven por televisión.

Entonces exclamó:

Pero ahora, ¿Dios mío, que es eso? ¿Paramos y nos acercamos más? –Le respondí, casi en un grito, sigue, sigue para la casa.”

Puedes leer el caso completo en: Lo Inexplicado – Ovnis en España

El Caso Manises

El día 11 de noviembre a las 22:27 h la Torre de Valencia recibe una llamada del SAR Madrid comunicando que han recibido informes sobre una estación de radio que emite señal, en 121.5. La Torre no recibe señal alguna, así como los aviones IB558, IB231 y un LAKER que despegaba de Alicante. Sin embargo, el piloto del IB231 manifestó que anteriormente, realizando la línea IB608, Madrid-Ibiza, si había detectado la señal, comunicando al Control, el cual le pidió la información. Según el SAR, la señal se encontraba a unos 40NM al NE de Valencia, por lo que ante la posibilidad de que perteneciera a alguna avioneta del Aeroclub de Castellón, se contacta con el guarda del mismo, que confirma estar todo normal.

A las 22:07 el Control Aéreo de Barcelona contacta con el JK297 de la Compañía T.A.E, que se dirigía de Palma a Tenerife, requiriéndole si escucha en la frecuencia 121.5 alguna señal de emergencia. TAE confirma que oyen la señal, pero que es imposible identificarla.

La tripulación del JK297 comunica al Control, tres minutos después del primer contacto, a las 22:05, que tiene a la vista, a sus diez y a nivel, dos luces rojas intensas que suponen pertenecen a un tráfico convergente con ellos, a una distancia de unas tres a cinco millas. Llama la atención de la tripulación no observar luz anticolisión en el tráfico.

En ese momento la posición del TAE es 15NM al S de Ibiza y en ascenso de FL 230 para FL 330. La tripulación no vio en ningún momento objeto alguno, pero debido a la proximidad de las luces y ante el peligro de colisión con lo que suponían un objeto de gran tamaño, deciden desviar su ruta y aterrizar en Valencia.

A las 22.24 y autorizados a proceder a VLC a 4.000 pies, comunican que han dejado de observar las luces rojas y simultáneamente dejaron de oír la señal.

El TAE aterriza a las 22:45 h.

Enterados de la llegada del TAE, el personal de servicio del Aeropuerto sale al exterior de las instalaciones y observa en el firmamento tres luces que destacan anormalmente por su brillo; de ellas, una especialmente, situada en dirección E/SE sobre el puerto de Valencia y a unos veinte grados sobre el horizonte; esta luz aparentemente estática producía destellos de color verde, rojo y blanco.

Desde la Base Aérea de Albacete despega un Scramble que contacta con Pegaso a las 23:42 h. Según surge de la conversación entre el piloto y Pegaso, la progresión hacia las luces observadas por el piloto, no era en absoluto apreciable por lo que recupera en su base. No hubo contacto de radar con objeto alguno, ni por parte del avión, ni por parte de Pegaso. Se deja constancia que, si hubo interferencia de radio, y algunos blocajes en el sistema de alerta del avión.

Dos controladores del Aeropuerto aseguran haber visto con unos prismáticos, entre el Saler y La Albufera, luces de navegación similares a la de un reactor, alejándose hacia el sur con una velocidad un poco superior a la de uno de ellos y a una altura de aproximadamente 2.500 y 3.000 pies.

 

Tags

Acerca del Autor

Cesar Bugari

Cesar Bugari

Mi nombre es Cesar Bugari, vivo en la ciudad de Buenos Aires, Argentina. Estudié en la Universidad de Buenos Aires, en donde obtuve el título de Bioquímico, especializado en Microbiología e Inmunología.
Hace un tiempo, comencé a interesarme por asuntos inexplicados, tratando de encontrar alguna respuesta a temas ocultos de nuestra historia y actualidad.
En cada uno de mis artículos, pretendo dar al lector la información necesaria para que pueda formar su propia opinión.
Creo fervientemente en la frase de Bertrand Russell
"En todas las actividades es saludable, de vez en cuando, poner un signo de interrogación sobre aquellas cosas que por mucho tiempo se han dado como seguras."
Si lo deseas puedes ponerte en contacto conmigo por correo electrónico a cesarb@loinexplicado.com
Gracias. Un Saludo grande!!!

Agregar Comentario

Comentar!

Unite a Nuestra Comunidad

Seguí todas nuestras publicaciones en las redes sociales

Video